¿Te has preguntado alguna vez cómo es que hay mujeres con rostros tan bonitos, con piel suave y sin imperfecciones?

Bueno, para eso hay varias respuestas:

1.- Que “así las hizo Dios”, o sea, nacieron con ese cutis perfecto
2.- Que les hicieron photoshop (si las viste en revistas)
3.- Que realmente cuidan de su cara
Para las que no nacimos con la característica del cutis perfecto, les tengo una buenísima noticia…
Gogosh cosmetics está lanzando su primera línea de renovadora intensiva KaraNi 365 la naturaleza hecha ciencia. Son 3 tipos de cremas que cubren las distintas necesidades del rostro.
Formulado con activos orgánicos que no solo renuevan, y reparan la piel maltratada y no tratada con los cosméticos adecuados que estimula la producción de colágeno y al mismo tiempo apoyan a la pigmentación lo cual  Reduce visiblemente las líneas de expresión y las manchas oscuras.
SERUM DE VITAMINA C’: Formulación estable de 12% de ácido ascórbico y de antioxidantes que Ayuda a aclarar y prevenir las manchas, dejándola con un tono más uniforme en la piel dañada
SUERO GLICOLICO: Formulada con derivado de azúcares naturales, una forma de ácido alfa-hidroxi ayuda a exfoliar las células muertas renovando efectivamente las 3 capas de la piel.
SPF30 PROTECTOR VITAMINADO: Crema protectora vitaminada con péptidos ayuda a mantener la humedad de la piel nutriéndola y protegiéndola de los radicales libre y los daños del sol.
“Pero, ¿cuál crema es la mejor para mí?” Bueno, tu cutis puede ser mixto, graso, seco o normal y dependiendo de ello será el tratamiento de belleza diario que deberás realizar. Las diferencias entre uno y otro tipo de piel se deben a la distribución de la grasa en la cara. Estas son algunas características para saber cuál es el tipo de piel de tu rostro:
• Piel Normal: Es muy difícil de encontrar y se caracteriza por su casi imperceptible abertura de poros. Por lo general, se aprecia flexible, iluminada y suave a simple vista. Se parece mucho a la piel que teníamos en la infancia
• Piel Mixta: Es la más común de todas. Presenta una secreción sebácea importante en toda la zona T (frente, nariz y barbilla), mientras el resto del rostro se destaca por su sequedad.
• Piel grasa: Se da principalmente en la etapa de la pubertad por los cambios hormonales que se viven; no obstante, persiste en muchos casos. Destaca por presentarse -naturalmente- en extremo oleoso y brilloso.
• Piel seca: Es una piel muy fina, que se descama con facilidad y tiene un tono opaco cuando está en su estado natural. Aquí las marcas de expresión se mantienen por más tiempo que en una normal, por lo mismo, hay una mayor incidencia a la proliferación de arrugas.

Ahora que ya detectaste el tipo de cutis que posees, puedes escoger un tratamiento Gogosh KaraNi 365 que más vaya contigo.
¡Anímate, consiéntete y disfruta de una piel hermosa!
En la siguiente edición, estaremos hablando de cómo elaborar un maquillaje natural.,
Su amiga y cosmetóloga
Alejandra Ramos
gogoshcosmetic@gmail.com
(602 341-2848)