Conferencia sobre los Derechos de los Inmigrantes.

El mes pasado, tuve una conferencia de prensa sobre los derechos de los inmigrantes. Me acompañaron el vicealcalde de Tucson, Regina Romero, el subjefe de policía de Tucson, Chad Kasmar, y Lynn Marcus, co-directora de la Clínica de Derecho de Inmigración del James E. Rogers College of Law.

Nuestro propósito era doble: 1) asegurar a nuestra comunidad de inmigrantes que la Ciudad de Tucson está comprometido a proteger los derechos y el bienestar de todos nuestros residentes; Y 2) hacer consciencia a nuestra comunidad de inmigrantes de la cantidad de recursos disponibles para ellos.
En la conferencia de prensa, les recordé a todos que hemos estado por este camino antes, con la SB 1070. La Ciudad de Tucson desafió esa ley estatal inconstitucional en los tribunales y ganó. La mayor parte de la ley -no todos, sino la mayoría- fue anulada. Si en el futuro nos enfrentamos a una ley federal inconstitucional, no tengo dudas de que lo desafiaremos ante los tribunales. Hay límites al poder federal y, si es necesario, vamos a litigar para hacer cumplir esas restricciones.

Pasamos una parte de la ayuda que está disponible para la comunidad de inmigrantes en Tucson. La Clínica de Derecho de Inmigración de la Universidad de Arizona (https://law.arizona.edu/immigration-law-clinic) trabajé con mi oficina, la Oficina del Ayuntamiento de Ward 1 y la Oficina del encargado de la Ciudad para producir una guía para familias de inmigrantes en inglés (http://tinyurl.com/zvwnr6u y español (http://tinyurl.com/hrpcyj2).

El Subjefe de Policía de Tucson reafirmó la política de su departamento de no pedir a las víctimas del crimen ni a los testigos su estado migratorio.

Y recordé a la gente de mi campaña de ciudadanía, que ofrece ayuda educativa y financiera para residentes legales permanentes que son elegibles para ser ciudadanos naturalizados de los Estados Unidos. La información está en mi sitio web MayorRothschild.com/citizenship.

El término “ciudad santuario” ha sido lanzado por los que quieren usarlo como una insignia de honor y por aquellos que quieren usarlo para horrorizar ciudades que tienen mucha población con gente ilegales.
Este término no tiene definición y está siendo utilizado para inflamar las pasiones en ambos lados. Es un enfoque que rechazo totalmente.

Tucson es una ciudad que da la bienvenida a los inmigrantes. Tucson es una ciudad de leyes, y la más fundamental de esas leyes son las libertades civiles y los derechos humanos. Protegeremos esas libertades y derechos para todos nuestros residentes y visitantes, sin importar su edad, origen étnico, género, origen nacional, orientación, raza, religión o estatus -no porque sea políticamente correcto, sino porque defender las libertades civiles y los derechos humanos es parte de los valores fundamentales de los americanos de esta gran nación. El término para eso no es corrección política. El término para eso es patriotismo.