¡ELIGE SER ALEGRE! Parte 2

En la edición anterior te prometí que en Noviembre te compartiría las otras dos de 4 buenas prácticas que nos permitirán ser personas alegres enmedio de una generación caracterizada por el estress o ansiedad excesiva impidiendo ser personas de espiritu alegre, aqui te las comparto.

Antes que nada te invito a que hagas este siguiente ejercicio: Redacta un listado de todo lo bueno que Dios te ha regalado y agradecele de corazón.
“Si valoras lo que tienes, vivirás agradecido y serás feliz”.
Otra actitud que nos aleja de la felicidad de ser gente alegre, es la INCREDULIDAD. Tener fe en las promesas del Señor nos asegura una vida plena, tomados de Su mano.

En la Biblia (1 Samuel 1:15-17) leemos el caso de Ana, madre del profeta Samuel, quien sufría porque no podía tener hijos. Entonces, decidió ir al templo a orar largamente. Estando allí, el sacerdote escuchó el murmullo de su voz y pensó que estaba ebria y ella le aclaró la situación con respeto, a pesar de que pudo ofenderse. Ana tuvo fe, bendijo al sacerdote y obtuvo bendición de vuelta.

Desde ese día ya no estuvo triste, aunque todavía no estaba embarazada, salió del templo muy convencida de que pronto lo estaría, porque había recibido la seguridad de que tendría lo que pedía.

“Esa debe ser nuestra actitud: Llenarnos del gozo que otorga la seguridad de ver lo bueno que vendrá.
Tomate el tiempo el dia de hoy y “Dile al Señor esta mañana: “Creo en Tu Palabra, y Tus promesas me hacen feliz”.

La Palabra nos enseña a hablar del futuro como si ya hubiera sucedido.
Esto es lo que sucedió con Ana, quien se llenó de gozo, se “embarazó espiritualmente” de la Palabra de Dios, antes de recibir semilla de vida fisica en su vientre.

¡Embaracémonos con las promesas del Señor porque Su Palabra es semilla incorruptible!
“Para todos los que creemos en Su Palabra, para nosotros el futuro ya sucedió.
¿Cómo podríamos estar tristes si tenemos Sus promesas de bendición?
Debemos creer, tener fe en que Él tiene cuidado de nosotros y la felicidad será consecuencia de esa seguridad. “Créele a Dios y no habrá lugar en tu corazón para la tristeza”.

La ENVIDIA es otra actitud que nos aleja de la felicidad.
“Cuando te comparas con otros, NACE la CODICIA por lo que no es tuyo, y nadie con esa actitud puede ser feliz.

Los CHISMES, las CRITICAS, los MALOS deseos son producto de ese sentimiento.
La envidia es un mal tan grande que corrompe incluso a los predicadores. El apostol Pablo nos lo advierte en un pasaje biblico en;(Filip 1:15) estando el en la cárcel, escribió sobre la envidia que movía a algunos a predicar porque deseaban tener fama.
Saca la envidia de tu corazón o “NUNCA podrás ser realmente feliz y para lograrlo, debemos convencernos de que somos únicos y valiosos para nuestro Padre, quien ha dotado a cada uno de dones y talentos.

Dejemos de quejarnos, aprendamos a disfrutar de la vida, sin anhelar la vida de alguien más.
Así que; El ANTIDOTO (MEDICINA) PARA ESTAR SIEMPRE ALEGRES, GOZOSOS Y EN COMPLETA PAZ!
Para ser felices debemos alejarnos de la ENVIDIA, INGRATITUD, COMPARACIÓN y de la INCREDULIDAD.
Si deseas hacer contacto con un servidor, puedes escribirme.