Donald Trump y su carreta

48rarPor : Carlos M. Arias es periodista, peregrino y recientemente termino su Maestria en Administracion de Empresas.

Como ya se había mencionado antes, la parte dura y conservadora de los EEUU está en estos momentos saliendo a flote y ganando más adeptos. Ojala que Donald Trump no llegue a ganar porque entonces esta fuerza anti-inmigrante, anti-homosexual, machista y anti-todo lo que no sea blanco va a ser imparable.

Sería interesante saber cómo se siente una madre de cualquiera de estas personas anti-minorías al escucharlos y verlos actuar, sobretodo en esta sociedad cada vez más globalizada. Matrimonios interraciales, del mismo sexo, de otro país y otras culturas. Y sobre todo de una madre, o sea de una mujer, de una persona que hace algunas décadas ni siquiera podía votar en este país. Donald Trump tiene al toro por los cuernos y lo está provocando. Y este tipo de atropellos verbales lo único que hace es motivar a que más gente de tantas minorías otorguen su voto a cualquier tonto menos a él. Nos falta un líder que logre unir a este país. Alguien que tome las riendas sin miedo.

Siempre escuchando todos los ángulos existentes y llevando a cabo las acciones necesarias para que logren estar bien o mejor la mayoría de los miembros de nuestra sociedad, claro que no se puede que todos estén bien. Pensé que el presidente Obama seria ese pero no fue así. Pensé que podría negociar con la oposición pero no fue así. Nunca lo dejaron trabajar los republicanos y el nunca mostro sus verdaderas convicciones.

Creo que siempre quiso darle por su lado a todos los bandos y termino haciendo nada. Las últimas acciones arbitrarias y a medias que ha realizado antes de que termine su mandato, lo único que han hecho es reforzar a la parte más racista y conservadora de este país que había permanecido callada por tantos años.

teresantes y me llama mucho la atención la manera en como Donald Trump saluda al público. Los jala a veces de manera incontrolada y poco cordial, lo que comprueba que tiene problemas para ser cálido, humano y acogedor hacia los demás, una característica muy peculiar de los sociópatas. Su ego y su narcisismo se sienten a leguas de distancia. Es tanto su poder arrollador que pudiera destruir a los mismos republicanos sino lo eligen. En hora buena y que Hilary Clinton no se quede atrás y recargue sus baterías porque la miro muy cansada. Gracias y hasta la próxima.