!Preparándose Para el Mañana!

Francisco DominguezPor Francisco Domínguez

En estas pasadas vacaciones de verano de nuestros hijos, entramos en el maravilloso mundo de los deportes junto a ellos. Nuestra princesa comenzó el deporte de volleyball, y terminando la temporada estaba lista para sus clases de natación. Combinando esto con las actividades de la iglesia y la vida en sí, nos encontramos a menudo muy ocupados. Una noche, mientras mi esposa y yo nos preparábamos para pasar a descansar la alarma de mi teléfono sonó avisándome de una cita muy importante a la primera hora de la mañana siguiente, lo había olvidado por completo.

Yo estaba tan ocupado tratando de hacer productivo aquel día que ya estaba por terminar, que esa noche se me olvido por completo de alistar mis cosas para el siguiente día donde iniciaría con aquella cita tan necesaria de atender.

Muchas veces estamos tan ocupados en el hoy que nos olvidamos de hacer los preparativos para el mañana. Como personas ocupadas a diario con tantos quehaceres no sólo somos responsables de las áreas en que nos movemos hoy día, sino también por el bienestar de los nuestros en su futuro. En el siguiente artículo, les estaré compartiendo “tres” principios sencillos, pero extremadamente importantes que creo nos ayudarán a dar más claridad acerca de cómo prepararse para el futuro:

“Llenando su reemplazo.” No importa lo lejos que este su “futuro”, estos interesantes conceptos-consejos nos ayudarán a prepararnos para ello. El apóstol Pablo nos da un excelente consejo en:

Así que en estas palabras existen tres principios prácticos que estaremos hablando sobre ellos.

Si deseas hacer contacto con un servidor puedes hacerlo a través de: