LA ESTATUA DE LA LIBERTAD AHORA ES UN “ÍCONO” MUNDIAL

5725340465_5bbb33481e_o_1LA ESTATUA DE LA LIBERTAD EMPEZÓ CONMEMORANDO LA INDEPENDENCIA DE ESTADOS UNIDOS PERO AHORA
ES UN “ÍCONO” MUNDIAL
Por: Gilberto Erick Watts
Comentarios: licgwatts@hotmail.com

Ubicada en la entrada del Atlántico a Manhattan, con la vista dirigiéndose hacia el Este por donde llegaban los migrantes, este monumento fue elevado por la UNESCO a: PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD!

Hace más de un siglo en 1871, el pueblo francés, quiso acercar su amistad al pueblo de los Estados Unidos de América y para ello ofreció regalar una estatua de tales proporciones:

Que conmemorara los primeros cien años de independencia pero además, que representara el ideal de un país que se formó y que se sigue formando con los migrantes de todo el mundo.

Los franceses encomendaron el diseño y la elaboración de la obra, que desde un principio se pensó que iba a ser monumental, a un arquitecto de nombre Fraderic Bartholdi y este señor vino a este país y con la representación del gobierno francés, se entrevistó con el Presidente Ulises S. Grant, quien le dio facilidades para su proyecto.
Eligió la que actualmente se llama Isla de la Libertad y entre las dos naciones, convinieron en que Francia elaboraría la obra de arte y Estados Unidos construiría la base o pedestal.
Después de varios años de gestiones y diseños en 1879, Bartholdi, logró que su proyecto fuera patentado en Estados Unidos bajo número D11.023, con el siguiente texto:

“Estatua que representa la libertad que ilumina el mundo, que consiste en una figura femenina cubierta con un brazo alzado, aguantando una antorcha, mientras el otro sostiene una placa con la inscripción de 4 de Julio de 1776”.

Al volver a Francia, Bartholdi subcontrató al Ingeniero Gustave Eiffel para que calculara la estructura metálica interna, pues la sola estatua es de 46.05 metros de altura, con un grosor en lo ancho de la cabeza de 5.26 metros y por ello, requería de una estructura interna fuerte y bien diseñada.
Por su parte, el gobierno de los Estados Unidos construyó la base, la cual es una mole de hormigón (cemento fraguado y reforzado) de 25,500 toneladas, que tiene una altura de 46.49 metros.
Entre las dos, integran el gran monumento que mira hacia el este, que representa el nuevo mundo, que representa la esperanza de formar parte de una nación de migrantes, por eso, al pie de este monumental “cono” de nuestro tiempo, encontramos un verso escrito por la poetisa Emma Lasarus, en 1883, que dice:

Poderosa mujer con una antorcha
Cuya llama es un relámpago aprisionado, y su nombre:
Madre de los exiliados;
Desde mi mano,
Brilla la bienvenida a todo el mundo.