TSUNAMI DE AUDITORIAS ¿Cómplice o Victima?

lupita shestko“Self Prepared:” Para una gran mayoría de contribuyentes, la temporada de la declaración de impuestos terminó este pasado 15 abril. Ahora vienen las auditorias por correo por el IRS. Advertencia: Si no preparó usted mismo la declaración, no sabrá explicar cómo es que fue preparada, aunque su declaración diga en inglés “self prepared,” en su traducción “preparada por mí mismo.”
No hay nada malo que el amigo, compadre o compañero de trabajo le asista con la preparación de impuestos. Lo ideal y legal sería que dicha persona firmara como el preparador y no diga que usted mismo la preparó. Muchas veces no confronta la ocupación de ustedes con la de un preparador de impuestos, ya que el gobierno le exige que tenga 20 horas de educación continua anualmente sobre los cambios de impuestos.
Se sugiere que no intente explicarla al IRS si desea ahorrarse dinero y futuras complicaciones. No es asunto de saber leer el inglés ni de saber alegar como “abogado”. Es asunto de saber las leyes y sus aplicaciones.
Existen ocasiones en la cual el contribuyente termina resultando como cómplice del preparador de impuestos con tal de recibir los créditos que suman a miles de dólares, y por supuesto hay penalidades y multas por ello porque lo clasifican como una evasión de impuestos y/o desfalco al gobierno.
Tipo de Auditoria: En mi experiencia he visto que son llamadas para auditoria las declaraciones con dependientes que no son parientes directos –no son los hijos, ni los hijastros, que no viven en los Estados Unidos, solicitan los créditos por el ingreso y por los menores. Si falla a comprobar que tenía derecho a reclamarlos, el IRS se los quita, les cobra y les impone sanciones de hasta 10 años de revisión, aunque sean sus propios hijos. Tendrá, por los siguientes 10 años, que comprobar que tienen derecho a reclamar los créditos por sus propios hijos.
También el IRS verifica el ingreso de la planilla C, la de empleados por sí mismos. En mi experiencia y por ejemplo: aquí el contribuyente tendrá que comprobar cómo es que declaró $12,000 de ingresos anuales y tiene gastos de hipotecas, de carros, tarjetas de crédito y demás por más de $36,000 anualmente.
Otro motivo de auditorías y/o de rechazos de la declaración de impuestos es cuando los jovencitos que apenas comienzan a trabajar, preparan su declaración por el internet declarándose como dependientes de ellos mismos. Hacen de esta manera que los padres pierdan cuantiosas cantidades de créditos por esa acción, créditos por el ingreso y como estudiantes. Afortunadamente estas declaraciones se pueden enmendar y se pueden recuperar los créditos.
Recomendación: Instruya a sus hijos a que deberían preparar la declaración en cooperación con los padres. Si es posible, trate de evitar que los hijos hagan la declaración por sí mismos, y muchos menos, que ellos la preparen para ustedes. De nuevo, es cuestión de leyes, y no cuestión de computadoras e inglés. ¡Le conviene al gobierno los errores de ustedes!
Tenemos la experiencia y el conocimiento de estas leyes. Permítanos asistirles con respeto y confidencialidad. Márquenos para una cita al (520) 882-0212 o pase a nuestra oficina en el 648 N Stone o bien visite nuestra página: www.lupitashestko-montiel.com

Lupita Shestko-Montiel, AZCLDP, RTRP
Acreditada para la Preparación de Documentos Legales en Arizona
Acreditada para la Preparación de Impuestos por el IRS