ABELARDO GUTIERREZ CELAYA: “UN BUEN AMIGO”

001A distancia, hoy sábado 14 de marzo de 2015, me enteré del fallecimiento de mi amigo ABELARDO GUTIERREZ CELAYA, a quien conocí por más de 70 años. Él era hijo de Don Santiago Gutiérrez y de Doña María Celaya, hermano de Alicia (de Luna), Amalia (de Chavarín), Amelia (de Esquer), Agustin (casado con Anita Marquez), Alfonso (casado con Eva Hilda Valenzuela), Arnoldo (casado con Lulú Cano Vélez), Armando (casado con Coquis Varela) y María Antonieta (casada con Armando Romo). De todos los nombrados han muerto 12, pero a Dios gracias, todavía quedan Amalia, Amelia, Alfonso, Arnoldo y Lulú, Coquis y Maria Antonieta.

Recuerdo muy bien en los años 50s cuando cuatro jóvenes, Marte Olayo Quintero Alvarado, Pedro Moreno Vásquez, Carlos “Botitas” Monroy Martínez y Abelardo, se fueron a la Universidad de Sonora en Hermosillo con el fin de estudiar Contaduría, desgraciadamente los cuatro ya pasaron a mejor vida. Marte Olayo se fue a vivir a Monterrey, NL, Pedro y Carlos a Magdalena y Abelardo entro al Cooperativo del Seguro Social en Nogales y allí estuvo hasta su jubilación regresando de nuevo a su lugar nativo. Algunos lo conocieron ya grande, andaba en los ochentas y lo consideraban un anciano, pero todavía no hace mucho, era una persona muy fiestera sabia bailar y cantar como pocos, todo mundo lo invitaba a bautizos y onomásticos, pero su fuerte eran las velaciones, se encargaba de organizar los coros, siempre fue atento, servicial y caritativo. Respecto a esto último, solamente un verdadero hombre hace lo que hizo, cuando repentinamente murió del corazón el Galo Chavarín (padre}, dejó en total desamparo a su esposa Amalia y como ocho hijos todos chicos. Fue entonces cuando apareció Abelardo haciéndose cargo de la familia, proporcionándoles casa, alimento, vestido, educación y amor de padre, hasta que los muchachos crecieron pudiendo tomar su propio camino, pienso, que no cualquiera lleva a cabo ese tipo de “hombradas”.

En 1957, Don Lorenzo Ortiz Basurto, el Profesor Tapachula, Ildefonso Rodríguez Nanez, Abelardo y un servidor, fuimos del Comité Pro “China Poblana” de Juanita López contra Irma Terán Carrillo (De O`Daly), por cierto esta última resulto ganadora, así que perdimos pero tuvimos una fiesta continua de tres meses, dimos diversión, pan y vino a los Magdalenenses ¡cómo nos divertimos! Nosotros pertenecíamos al Club Deportivo de Magdalena y a Irma la postulo el Club 20-30.

Amigas y amigos tuvo muchos y vaya que lo apreciaron, aunque parientes, todos los Rochin Durazo, Carmelita Olivas Altamirano, Humberto y Carmelita Sotelo, Ricardo Bonillas Morales, Mito Armendariz, Lourdes Bonillas Osorio, Tilo Espinoza, Perico Martínez, Chaguita y Julian Moreno, Nacho Contreras, Nicolas Galindo y todo el Club de los Cochinitos, por cierto, todos son representados por un animalito de estos, quien muere le pintan una cruz, por lo tanto ya se la pintaron a Abelardo.

Mucho lo extrañaremos en las mañanas y tardes, sentado en la banca de la botica del pueblo, departiendo con sus múltiples amistades.

Pudiera seguir mencionando muchas anécdotas de Abelardo, pero eso será con un tema más apropiado en un futuro, hoy solamente deseo pedirle a nuestro SEÑOR TODO PODEROSO lo tenga con él en los jardines más hermosos de su reino. Paso por favor, a uno de los mejores hombres que hemos conocido, su nombre ABELARDO GUTIERREZ CELAYA, ¡DESCANSE EN PAZ!…

Gracias, por su tiempo…
Comentarista: Ángel Gallardo V.