¡Sabiduría para decidir en situaciones específicas! Por: Pastor Francisco Domínguez

Confused Young Man - IsolatedCada situación de la vida requiere que actuemos con conocimiento y consejo para tomar decisiones.

Escoger lo correcto, por conocimiento o experiencia, es actuar con sabiduría.

Ya que la sabiduria no es consecuencia de lo que sé, sino de lo que hago.

Tener sabiduría no es solamente tener conocimiento sobre algo, sino actuar de cierta forma, en base a ese conocimiento.

¿Cuántas cosas sabemos que son correctas y no las hacemos? Al contrario, ¿Cuántas cosas sabemos que son incorrectas y las hacemos? Por ejemplo, la puntualidad es correcta y deseable, sin embargo, somos impuntuales. ¡Haz aquello que sabes bueno y necesario por el respeto de los demás! Ser sabio implica tener humildad para reconocer que a veces escogemos mal y debemos rectificar nuestra conducta.

La sabiduría se adquiere de los aciertos y de los errores.

Necedad sería decir que no caeremos en el vicio del tabaco o del alcohol si solamente fumamos un cigarro o tomamos una copa, cuando han sido millones las personas que han muerto a causa de estos vicios. Algunos dicen que solo se aprende de la experiencia propia, pero es mejor aprender de la experiencia ajena. Ver las situaciones que enfrentan otros y tomar lección de vida es la forma más inteligente de adquirir sabiduría. Sabio es quien, en base a los consejos, experiencia ajena y experiencia propia, toma información para tomar decisiones correctas.

La Palabra nos enseña que es mejor ser sabio que fuerte. Salomón cuenta que un hombre sabio, aunque pobre y débil, a quien nadie escuchaba, salvó a una ciudad. ¿Cómo pudo hacerlo si nadie le ponía atención? Pues la clave está en la persona que convenció al pueblo de escuchar lo que el hombre sabio tenía que decir.

Sabio es quien tiene la humildad de no menospreciar la sabiduría de quien puede dársela. Con una actitud de orgullo y arrogancia no aprenderemos. Si no sabes algo, lo más prudente es preguntar. Debemos Buscar sabiduría.

Jesús resaltó esa sabiduría en las aves del cielo y los lirios del campo, así que es posible aprender de todos. Tal vez hoy, hubieran menospreciado Su enseñanza por enfocarse en la naturaleza, porque la gente busca grandes revelaciones y no ven todo lo que nuestro entorno puede enseñar. Debemos reflexionar en cuánta sabiduría hemos desperdiciado por nuestra actitud arrogante de creer que lo sabemos todo. Lo primero que una persona sabia logra es a confiar en Dios para vivir. Estás rodeado de sabiduría, pero debes tomarla para que te beneficie. Pidamos al Señor por sabiduría y fe, ya que el vestido y el alimento es algo que seguramente nos dará.

La verdadera vida de oración comienza donde el afán termina. Aprenderemos sobre sabiduría y fe al observar y escuchar a todos, incluso a los más pequeños seres de la naturaleza.

Cuando Salomón se asumió como rey de Israel, lo primero que hizo fue ofrecer un impresionante holocausto al Señor y pedirle sabiduría.

Ahora, nos llaman tontos por ofrendar, pero ¡En la Escritura vemos que uno de los hombres más sabios de la tierra lo hacía!

Nuestro Señor nos ha regalado muchísimo, tal como a Salomón. ¿Le has pedido sabiduría para gobernar y administrar Sus bendiciones? Revisa lo que pides, quizá le ruegas por la oportunidad de estudiar en la universidad, pero no le pides sabiduría para graduarte. Imita a Salomón quien fue humilde y pidió específicamente la sabiduría que necesitaba para bendecir a otros. De esa forma, Dios le concedió más de lo que esperaba. Evita perder tu tiempo al pedir sabiduría en general o para aquello que no haces. Invierte tu energía pidiendo la sabiduría que requieres para cumplir con tus responsabilidades. Dile: “Hazme sabio para gobernar mi casa y hacer mi trabajo”.

Las pruebas requieren paciencia y sabiduría De hecho, en medio de las dificultades se refleja cuánta sabiduría nos hace falta y en qué áreas específicas, entonces, podemos pedirla y buscarla. Podrías necesitarla para administrar tus finanzas, para guiar a tus hijos o para liderar tu empresa. Solo al tener una dificultad en ese aspecto, descubrirás qué necesitas aprender al respecto.

Busca sabiduría con la fe de quien desea aplicarla en las situaciones particulares de su vida. Demuestra que anhelas hacer bien lo que Él te ha encomendado específicamente. Dale gracias por las responsabilidades que asumes y pídele que te haga humilde para aprender de todo y de todos. Él desea que seas sabio, por eso te ha rodeado de sabiduría.

 

En este mes de Junio ¡¡Felicidades a todos nuestros padres!!

¿Deseas hacer contacto con nosotros?

www.cdatucson.org

(520) 603-8008>

email-pastor@cdatucson.org